• 20/06/2020
    • El ejercicio aeróbico reduce el dolor y la duración de la migra

    • migraña y ejercicio aerobico UAMUn trabajo realizado por el Centro Superior de Estudios Universitarios La Salle y la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) determina que el ejercicio aeróbico puede disminuir la intensidad del dolor de migraña, además de reducir su frecuencia y su duración.

      Según esta conclusión, la práctica habitual del aeróbic aumentaría la calidad de vida de los pacientes con migraña, según indica la UAM en una nota emitida hoy.

      La migraña es un trastorno neurológico, hereditario, multifactorial, recurrente y discapacitante que puede englobarse como un tipo de trastorno primario de dolor de cabeza; y constituye la primera causa de discapacidad en las personas menores de 50 años.

      Sobre esta base, los investigadores han realizado una revisión sistemática con metaanálisis de todos los artículos publicados sobre los efectos del ejercicio aeróbico sobre distintas variables relacionadas con la migraña, han recopilado información bibliográfica al respecto de manera sistemática, y han realizado estadísticas con los datos.

      Tras este proceso, los autores madrileños han evidenciado que el ejercicio aeróbico es capaz de menguar la intensidad de dolor durante los episodios de migraña, al mismo tiempo que contribuye a disminuir la frecuencia y la duración del episodio de migraña.

      Todo ello se debe a que esta práctica deportiva puede provocar una serie de cambios fisiológicos y psicológicos en el cuerpo, que afectan a esta entidad clínica y que podrían explicar estos efectos, “aunque todavía requiere de mayor investigación”, aseguran los investigadores.

      Sin embargo, continúan, sí se ha encontrado que el ejercicio aeróbico puede provocar una liberación de endorfinas y de endocannabinoides, dos elementos relacionados con la disminución del dolor, llamada también hipoalgesia.

      Además, el ejercicio aeróbico ha evidenciado tener un efecto a nivel psicosocial, mejorando el estado de ánimo, los niveles de ansiedad y los niveles de estrés de quienes lo practican; al mismo tiempo que amplía la motivación de los afectados.

      Por todo ello, y teniendo en cuenta el bajo coste que requiere aplicar este modelo de ejercicio terapéutico en pacientes con migraña, los autores piden “que se considere firmemente para el manejo de estos pacientes”. EFE


  • << Volver