• 22/06/2020
    • Eliud Kipchoge se vuelca con su país y con los que más lo necesitan

    • Kipchoge solidario keniaEl cierre de fronteras en Kenia está afectando a los corredores que no pueden participar en pruebas internacionales. Sin la posibilidad de los premios en metálico o de contratos con patrocinadores, estos atletas se han tenido que reconvertir y trabajar en otras cosas del campo y han necesitado ayuda. Y Kipchoge no ha dudado en tender la mano a sus compañeros. La comunidad de atletas de élite allí es como una gran familia y los que más han podido ahorrar gracias a sus éxitos ayudan a los demás siempre que pueden. No es algo de ahora pero se ha agudizado con esta crisis sanitaria y económica.

      "Esta semana hemos ayudado a las comunidades vecinas de nuestras instalaciones de entrenamiento en Kaptagat y Kapsisiywa en Nandi. Les hemos entregado comida, ropa y paneles solares a las familias que lo necesitaban", escribió su cuenta oficial de Twitter. El hombre que ha bajado de las dos horas la distancia de maratón ha participado en su país, Kenia, en varias iniciativas solidarias en los últimos tiempos.

      Aunque los mejores deportistas disponen de ahorros y posibilidades para superar la crisis económica que está provocando en numerosos países las medidas para frenar el nuevo coronavirus, algunos de aquellos con los que comparten caminos o incluso entrenamientos están sufriendo. Ninguno puede competir en carreras internacionales. Kipchoge se ha unido a las medidas para reducir los sufrimientos de estas comunidades gracias a unas medidas organizadas para que los más necesitados salgan adelante. Ha participado en pujas benéficas, carreras solidarias y ahora en el reparto en persona. "Estoy orgulloso porque ya hemos ayudado a unos 500 atletas vulnerables con donaciones alimentarias", indicó el corredor con varias imágenes de su participación en las tareas de reparto de las donaciones.

      Es habitual que los grandes corredores repartan en la comunidad algunos de los recursos sobrantes que les proporcionan sus patrocinadores o que ofrezcan a sus compañeros otras ayudas a colaboraciones. Es frecuente ver a los atletas que entrenan en estos centros con calzado ya desgastado por quienes han conseguido triunfar y han ingresado mucho más que la población de la tercera economía subsahariana. Pero en los últimos días los problemas han aumentado en el país, puesto que el turismo internacional, una de las principales fuentes de ingresos, es imposible debido a que las fronteras permanecen cerradas.

      Kipchoge, quien no sabe si podrá correr finalmente en el maratón de Londres (que anunciarán alguna novedad a finales de julio), ha aprovechado sus huecos entre entrenamientos y la ausencia de compromisos internacionales para ayudar más a sus vecinos. Además, se ha convertido en uno de los portavoces de la prudencia para recordar a sus conciudadanos los peligros de la pandemia de la COVID-19.


      Kipchoge ayuda vecinos kenia 1
  • << Volver