• 31/08/2017
    • LA EVOLUCIÓN DE UN ATLETA

    • alberto avila esencia atlética 1Echando la vista atrás tan solo era un niño con ambiciones de llegar a lo más alto. Unos comienzan por recomendación, otros por gusto y otros por imitación a uno de sus ídolos. El comienzo siempre es duro, no sabemos qué modalidad vamos a escoger, ni  donde vamos a llegar, pero si tenemos clara una cosa, queremos practicar y aprender de este gran deporte: El atletismo. Conforme van pasando los entrenamientos, vamos madurando, los objetivos van siendo cada vez más claros, luchamos por estar en lo más alto del ranking.

      Primero en las categorías inferiores (juvenil, junior, promesa,…) y posteriormente en la categoría absoluta. Dificultades como lesiones, cansancio, mal tiempo… hacen de este deporte que sea muy duro, sin embargo, ¿alguien dijo que fuera fácil?, no lo creo. Una vez ya formado el atleta, cuando está llegando a lo más alto de su etapa deportiva, da el gran salto para debutar en la categoría Absoluta. Por fin llegó el día, el día tan esperado, por el cual llevamos tanto tiempo entrenado.

      ¿Y ahora qué? Ahora toca disfrutar, poner a prueba todos tus entrenamientos, y hacerlo lo mejor posible. Nervios, indecisión, un mar de sensaciones que se te van pasando por la cabeza. Pero al final has conseguido tu gran objetivo dar ese salto de las categorías inferiores para estar luchando con los mejores de España.



      Alberto Ávila es un joven atleta paralímpico especialista en pruebas de velocidad y viene pisando fuerte, el 9 de junio batió el récord de España de 100m.l T44 con 12.18" en la Diamond League de Roma, circuito internacional que dentro de su programa ya incorpora pruebas para atletas paralímpicos.

  • << Volver